Seguir por Email

jueves, 12 de julio de 2018

LA CRUELDAD DE LOS MEDICOS






LA CRUELDAD DE LOS MEDICOS
(Artículo de 1914)
     
     No sé por qué me he puesto hoy a pensar en dos cosas igualmente espantables: enfermedades y médicos. Está uno tan acostumbrado a asociar los dos conceptos, el concepto enfermedad al concepto médico y viceversa, que llegan a parecer uno solo. Hay médicos que recuerdan indigestiones, otros que se parecen a una tifoidea, otros que dan la terrible sensación de un dolor de barriga. Pero el mismo respeto casi religioso que me inspiran las enfermedades, me lo inspiran sus aliados los médicos, y declaro que apenas me duele una uña corro a buscar al médico. Estos buenos señores tomadores de pulso y exploradores de la lengua ejercen sobre mí la fascinación aterradora que ejercen los abismos: me atraen y me espantan. Y es por eso, sin duda, porque me atraen y me espantan, que hoy, a pesar de que he querido poner el pensamiento en otras cosas, he venido a parar a no poder pensar sino en ellos.
     Pienso en ellos, y me digo que es llegado el tiempo ya de que estos venerables sacerdotes de la ciencia -de una ciencia oscura que casi es nigromancia- vayan poniendo un poco de menos ciencia y un poco más de humanidad en ciertas funciones de las que más frecuentemente desempeñan. Me refiero a los enfermos incurables, a los que han entrado ya en ese período sombrío en que el rítmico vaivén del corazón va cesando. Período Preagónico, creo que es el nombre bonito que el tecnicismo médico ha dado a este lento, horrible apagamiento de una vida.
     Yo he visto pocas agonías, pero las pocas que he visto me han dejado una impresión indeleble. Y he necesitado irme saturando más y más del tedio de la vida para atreverme a pensar serenamente, sin escalofríos de horror, en ese terrible espectáculo que ofrecen las lentas, las largas, las crueles, las intermitentes e interminables agonías. Los hombres, estos pobres que andamos por el mundo creyéndonos tan importantes y dándonos tantísimo tono, somos grotescos, irremediable y lamentablemente grotescos, tanto en el acto del nacer como en el acto de morir.
     Somos piadosos con los animales. A pesar de la crueldad que todavía se esconde en la mayor parte de nuestras costumbres, y, de un modo especial, en nuestras relaciones con los animales que nos sirven, es lo cierto que la mayoría de las gentes, cuando se les enferma el gato o el perro o el caballo y pierden toda esperanza de curación, se apresuran a matarle para evitarle a la pobre bestia enferma inútiles torturas. Esto prueba que nos damos cuenta de que sería una estéril y odiosa crueldad el prolongar neciamente la agonía de un ser vivo, aunque pertenezca a la humilde categoría de animal doméstico.
     En cambio, con los hombres, con nuestros amados semejantes observamos una conducta opuesta y no sólo nos abstenemos de colaborar activamente en el acto de su muerte para evitarle inútiles y horrendos sufrimientos, sino que, muy al contrario, dejamos que el médico, o los médicos, se echen sobre el enfermo y le pinchen con la inevitable y atroz jeringuilla de la inútil inyección hipodérmica, y le tomen el pulso y le miren la lengua, y de mil modos y con un millón de pretextos, lo zarandeen y atormenten inquisitorialmente hasta que más no pueden.
     Yo sé de enfermos cuya agonía ha durado de este modo, no ya horas sino días y hasta semanas. Y he tenido el inmenso disgusto de oir después al médico, a su médico, jactarse de haber prolongado artificialmente, por medio de oportunas inyecciones, el espectáculo horroroso de aquella agonía eterna del paciente, acompañada por la angustiosa expectación de la familia.
     O yo estoy loco, o esto que hacen los médicos, no se en virtud de qué precepto de su oscura ciencia, es la mayor de las crueldades, el más abominable de los crímenes. Ya sé que al hacerlo invocan el deber, que les impone un duro ministerio, de prolongar a todo trance la vida, pero ¿es la vida lo que ellos prolongan con tales prácticas, o es la agonía? ¿Y es lo mismo vida que agonía? Si fuera como ellos dicen, si dentro de sus rígidos principios estuviera el mandato ineludible de prolongar, estulta e inexorablemente la vida del paciente, aunque esta vida se haya empobrecido y roto de tal modo que sólo quede de ella un ronco y lúgubre estertor y alguna que otra mueca de dolor o de fatiga, o de idiotez grotesca en el lívido rostro, entonces no habría otra solución que declarar que estos principios son contrarios al progreso de los tiempos y deben desterrarse para siempre como un asqueante residuo de barbarie ancestral.
     ¿De qué nos vale progresar vertiginosamente en los diversos mecanismos de la locomoción y en otros órdenes groseros de la vida, si hemos de seguir rigiéndonos en lo sustancial, en lo que atañe a nosotros mismos, a nuestros dolores, a nuestras costumbres, a nuestras concepciones de las cosas, por prácticas salvajes que enjendró en tiempos lejanos y oscuros la ignorancia de nuestros abuelos?
     Todo evoluciona en torno nuestro. Todo cambia. Todo parece irse reformando lentamente  en un sentido de mayor bondad, de mayor calor de simpatía fraternal para todo aquello en que late una chispa de vida. Nuestra sensibilidad evoluciona también. Lo que a nuestro abuelo de hace setenta años le hacía reir o le dejaba indiferente, a los hombres de ahora nos conmueve a menudo dolorosamente.
     Y si esto es así, y si la sensibilidad de los señores médicos no se ha sustraído a esta perenne evolución en un sentido de mayor bondad, yo, en nombre del dolor, acudo a ellos para que me digan si es o no cierto que es una idiota crueldad prolongar tercamente la agonía de un enfermo para darle artificialmente, sacrílegamente, meras apariencias grotescas y lúgubres de una vida borrosa que es sólo una mueca en el lívido rostro, un ronco y lúgubre estertor en la garganta, y una baba viscosa en la boca...




                                                                                                        
VOCABULARIO





1.Sacerdotes= Hombres dedicados y consagrados al desempeño de una profesión o ministerio noble y elevado.

 2.Oscura= Confusa, poco inteligible, incomprensible.

 3.Nigromancia= Arte supersticioso de adivinar lo futuro evocando a los muertos y consultándolos.

 4.Humanidad= Sensibilidad, compasión, piedad.

 5.Sombrío= Lúgubre, tétrico, melancólico.

 6.Período preagónico= Estado previo a la muerte.

 7.Indeleble= Imborrable, durable, inolvidable..

 8.Tedio= Hastío que produce lo que no aporta ningún interés.

 9.Dándonos tantísimo tono= Concediéndonos u otorgándonos nosotros mismos muchísima importancia.

10.Grotescos=  Ridículos, chocantes, extravagantes.

11.Estéril= Improductivo, inútil, ineficaz.

12.Atroz= Cruel, inclemente, terrible.

13.Hipodérmica= Que se pone bajo la piel.

14.Zarandeen= Que lo muevan de un lado a otro.

15.Inquisitorialmente= De modo parecido a los procedimientos crueles del tribunal eclesiástico establecido antiguamente por la Iglesia Católica para  castigar los delitos contra la fe.

16.Abominable= Digno de ser condenado, aborrecido.

17.A todo trance= De manera resuelta y decidida.

18.Estulta= Necia, estúpida, tonta.

19.Inexorablemente= Ineludiblemente, inevitablemente, irremediablemente.

20.Empobrecido= Que ha venido a menos.

21.Roto= Que se ha deteriorado.

22.Lúgubre= Triste, funesto, melancólico.

23.Estertor= Respiración anhelosa que produce un sonido ronco y que suele presentarse en los moribundos.

 24.Lívido= Amoratado.
  
25.Barbarie ancestral= Crueldad propia de tiempos pasados.
 
  26.Rigiéndonos= Guiándonos, conduciéndonos.

  27.Salvajes= Sumamente necias, tercas, zafias o rudas.

  28.Calor=  Favor, afecto, buena acogida.

  29.Late= Palpita= Que está presente.






domingo, 1 de julio de 2018

EL ABOGADISMO







EL ABOGADISMO
 (Fragmento del artículo de 1911 El Abogadismo)

     La cosa de más bulto, la más gorda que atrae mis irresistibles ojos en el campo de nuestras actualidades, es la lista, que publica no recuerdo qué periódico, de aspirantes a ir a la cárcel o a morirse de hambre ejerciendo la infausta carrera de abogado.
     Son miles, son innumerables como las arenas del desierto los tales aspirantes. Y surgen como enjambres, como docenas de zumbadores enjambres, de todas partes: de Manatí, de Utuado, de Humacao, de Caguas, de Aibonito, de Hormigueros, de Cerro Gordo, etcétera, etcétera.
     No hay pueblo ni barrio, ni monte ni llano de Puerto Rico que no registre un caso, o dos, o cien, o mil, de esta terrible plaga de abogadismo o abogaditis que padecemos.
     ¿A quién vamos a defender, Dios mío, cuando no haya clientes, cuando todo el mundo se haya hecho abogado? Creo que no vamos a tener más remedio que devorarnos los unos a los otros, si antes, por caridad y por precaución, no nos echan bola como a los perros.
     Y no se vea en esto que voy escribiendo el menor asomo de prejuicio o mala voluntad contra los llamados abogados prácticos. Para mí en las profesiones, como en todo lo demás, lo único que hay que considerar es el hombre.
     Tan burro se puede ser ejerciendo una profesión mediante un arrogante título universitario, como mediante una modesta licencia del Supremo. La cuestión es la competencia, y ésta ya se sabe que no depende de los libros, ni de la escuela, ni de los maestros, sino de la vocación y capacidad del que estudia.
     Lo alarmante no es, pues, como se ha querido hacer creer hasta ahora, que sea más o menos fácil proveerse de un título y que sea más o menos probable la falta de conocimientos en algunos que ejercen la ingrata carrera. Lo alarmante es la abundancia, la pavorosa abundancia de los del oficio.
     Aunque todos fuéramos más sabios que Lepe, siempre constituiríamos un peligro para nosotros mismos y para los demás, abundando tanto como abundamos. ¿Qué se proponen esas legiones de jóvenes que se presentan diariamente a examen? ¿Tienen madera de mártires y buscan como medio de expiación el ayuno?
     Pero si son mártires y quieren ayunar ¿para qué necesitan una licencia o título? Y si no son mártires que buscan el ayuno, ¿qué son y qué buscan? Cada vez me lo pregunto más y lo entiendo menos.
     Habiendo como ya hay en cada manzana de cada calle de cada pueblo un grupo de abogados, y creciendo como crece el número de estos nuevos héroes cada día, lo lógico sería que los de fuera se santiguaran de espanto, y que los que estamos dentro, porque así le plugo a la cochina suerte, empezáramos a sentir cierta verguenza de ser abogados. Pero como en este estrafalario mundo la lógica es lo menos que priva, lejos de santiguarse nadie, todo el mundo parece aquejado de tal fiebre de abogadismo, que pronto va a ser tan difícil dar por ahí con un profano, que cada vez que ocurra este caso estupendo las gentes sentirán el mismo asombro que sentimos hoy presenciando los vuelos de un aeroplano.
     Si esta pasmosa y nunca vista abundancia fuese de pintores o de poetas o de músicos o de filósofos o de sabios, menos mal, que estos al fin y al cabo algo traen, algo añaden de bondad y de belleza a la vida. Pero ¡Dios mío!, son abogados, nada más que abogados, abogados notarios, hombres de código, máquinas de reglamentación, instrumentos de poda que de un apacible y delicioso valle hacen un predio rústico y de una tortuosa y romántica vereda que serpentea hasta perderse en el misterio de un bosque... ¡horror!... ¡una servidumbre de paso!
     ¡Señor mío Jesucristo! Si en esta tierra sin ventura hemos de tener todos un mismo oficio, haz que todos nos volvamos poetas, músicos, filósofos; haz que nos volvamos locos o seamos bandidos, o que caigamos en el canibalismo o que a todos nos lleve el demonio. Pero, ¡de rodillas te pido Dios mío, que no nos dejes volvernos abogados!





VOCABULARIO





  1.Bulto= Preponderancia, prominencia, relieve.
 
  2.Gorda= Más grande o más importante de lo normal.

  3.Infausta= Desdichada, infortunada, desventurada.
 
  4.Enjambres= Muchedumbre, multitud.

 5.Manatí, Utuado, Humacao, Caguas, Aibonito, Hormigueros= Nombres de pueblos de Puerto Rico.

 6.Cerro Gordo= Nombre de un barrio de Manatí, Puerto Rico.

  7.Plaga= Calamidad grande que aflige a un pueblo. 

 8.Nos echan bola= Que nos envenenen.

 9.Asomo= Indicio, muestra o señal de alguna cosa.

10.Abogados prácticos= Personas diestras en el ejercicio de la abogacía, que por haberla practicado mucho y sin tener un título universitario se les otorgaba una licencia.

11.Burro= Torpe, necio, ignorante.

12.Competencia= Capacidad, facultad, aptitud, talento.

13.Pavorosa= Que causa temor, espanto o sobresalto.

14.Más sabios que Lepe= Proverbio que significa ser muy perspicaz y advertido. 

15.Madera de mártires= Disposición natural de algunas personas para sufrir grandes penalidades.

16.Plugo= Que le vino en gana disponerlo de determinada manera.

17.Cochina= Cicatera, miserable, mezquina.

18.Estrafalario= Extravagante, absurdo, irracional. 

19.Profano= Dícese de aquellos que carecen de conocimientos en una materia.

20.Pasmosa= Que causa gran admiración y asombro extremados.







miércoles, 20 de junio de 2018

FRANCIA





FRANCIA
(Fragmento de los artículos En la Guerra, La Paz Sí, Pero... 14 de Julio
de 1915, 1919 y 1920 respectivamente)



      ¿Podrìa un genio o un grupo de genios hacer una Francia? No. Francia no salió del esfuerzo metodizado de un sabio ni de dos ni de mil. Francia es, como Grecia, una creación milagrosa de la propia naturaleza. La engendró el acaso, el misterio. La nutrieron y conservaron y adobaron los siglos. Todos los hombres superiores de todos los tiempos la admiraron y amaron hasta enloquecer por ella.
     Basta tener un poco de cultura, basta haber hojeado un poco la historia en sus más culminantes, en sus más dramáticos momentos; basta sentir un poco de reverencia por las más altas conquistas del espìritu humano, para ver en Francia, no una nación cualquiera con más o menos población, sino una especie de maravillosa orquídea hecha de las más finas esencias y decantaciones del espíritu humano.
     El vino de tu viña sagrada que dió a los hombres la divina embriaguez del rebelde -la embriaguez de tus Jaurés, Anatole France, Romain Rolland, Henry Barbusse...-, ha llegado  a ser, por fallo inapelable de la historia, el vino único de consagrar en todas las fiestas del espìritu humano... lo mismo en las de San Miguel que en las del Diablo.
     Francia es como un cráter por donde se manifiesta, hecho llama, todo lo que es espìritu en la carne.





VOCABULARIO

                                   



  1-Metodizado= Dícese de lo que se hace ordenadamente para obtener un determinado fin.
  
  2-Adobaron= Que compusieron, adornaron, hermosearon.
 
  3-Hojeado= Leer superficialmente.
  
  4-Esencias= Lo más puro de una cosa.

  5-Decantaciones= Ponderaciones, encomios, elogios. Tomar partido o inclinarse  hacia una preferencia en particular.

  6-Jaurés= Jean Jaurés (1859-1914= Escritor, conferencista, sociólogo y dirigente del partido socialista francés. De entre sus obras destácase como más notable la Historia Socialista de la Revolución Francesa.

  7-Anatole France= Seudónimo de Jacques A. Thibault (1844-1924)= Novelista, ensayista, crítico y fino humorista francés. Premio Nobel de Literatura de 1921. Se le ha llamado "príncipe de los prosistas franceses contemporáneos".

  8-Romain Rolland (1866-1944)= Escritor francés, ganó el Premio Nobel de Literatura de 1915. Su íntimo amigo y biógrafo, el escritor austríaco Stefan Zweig lo llamó "la conciencia moral de Europa".

  9-Henry Barbusse (1873-1935)= Novelista francés. Luego de tomar parte como soldado en la Primera Guerra Mundial y de ser laureado en dos ocasiones con la Cruz de Guerra se convirtió en pacifista. Su obra maestra, El Fuego (premio Goncourt del año 1917), refleja con sombría intensidad , la crueldad y las atrocidades de la guerra moderna.







domingo, 10 de junio de 2018

LA JIBARITA






LA JIBARITA
 (Fragmento del artículo de 1916 La Jibarita)

     Viste mal, come mal, vive mal. Cuatro tablas de palma de un techo de yagua o de paja la resguardan malamente del sol, del viento. Es humilde, sencilla, callada, doliente. Madruga mucho, y, desde que se levanta hasta que se acuesta, hace un sin fin de cosas: monda guineos; va al batatal y escarba con su mocho y saca unas batatas, tuesta y muele café, lava un montón de ropa, espanta las gallinas para que no se metan en la tala, trae del monte un manojo de leña y calienta y prepara el fogón; barre, remienda, friega, le tira unas cáscaras al lechón, y duerme al nene. Pero tanto bregar no le impide componerse un poquito ante el pedazo de vidrio o del latón que le sirve de espejo, y prenderse un clavel en el pelo, y asomarse a la puerta del rancho cada vez que taconea un caballo o resuena una copla en el camino.
     ¡Oh jibarita ingenua y susurrante, rosa pálida y triste que embelleces como un rayo de luna las lomas y los llanos y barrancos de Jauca, de Collores, de Jayuya, de Coabey arriba! Tu no usas abalorios, ni sabes de modas, ni te contoneas gentilmente al andar. Tu habla es rústica y tímida, y torpe tu ademán, y dura y hasta callosa tu mano hacendosa que hincha los calabazos y blande el mocho y raspa, en la cosecha, la vara de café. Pero yo te digo, ¡oh amable mujercita de los ojos tan negros en la cara tan pálida! Que mi primer temblor de enamorado me lo inspiró la curva melodiosa de tu seno, y mi primera embriaguez me la dio a conocer el aroma de tu cuerpo cuando bailé contigo y enloquecí de gozo mirándote los ojos y adorando tu boca en la flama de un villarán. Y luego, y siempre,  cuando andando el tiempo te he encontrado lavando tus trapitos y asociando tu copla al mugido del río, otra vez y otra vez el aroma de égloga de tu vida sincera, callada y humilde y de tu cuerpo hermano del café, de la guaba, del guamá y del plátano, me ha sahumado el alma y me ha dado nostalgia de aquel temblor de enamorado que me sacudió todo, cuando bailé contigo en la flama de un villarán, y me quemé en tus ojos, y enloquecí de gula mirándote la boca...





VOCABULARIO





  1.Jibarita= Diminutivo de jíbara= Término que se usa en Puerto Rico para referirse a la mujer campesina.

  2.Yagua= Nombre taíno de la palma Roystonea Regia cuyas hojas secas (la parte más próxima al tronco) se utilizaban por los campesinos para techar sus bohíos.
  
   3.Guineos= Nombre que se le da en las Islas Canarias, en algunas partes de América del Sur y en el Caribe a las bananas.

 4.Batatal= Lugar donde se cultivan unos tubérculos llamados batatas semejantes a las patatas.


  5.Mocho= Machete corto.
  
  6.Tala= Huerto.  
  
  7.Fogón= Antiguamente, sitio donde se hacía el fuego para cocinar.
  

  8.Lechón= Cerdo, puerco.

  9.Rancho= Choza con techumbre de yaguas o paja.
  
10.Jauca, Collores, Coabey Arriba= Barrios de Jayuya, Puerto Rico.
  

11.Abalorios= Conjunto de cuentecillas de vidrio agujereadas, con las que se hacen adornos.

12.Hincha= Que llena algún recipiente de agua u otras cosas.

13.Calabazos= Calabazas secas y huecas para llevar agua.

14.Raspa= Que quita por completo una cosa.

15.Embriaguez= Perturbación o enajenamiento del ánimo.

16.Flama= Fuerza de una pasión o deseo.

17.Villarán= Composición musical que generalmente se tocaba en las fiestas campesinas.

18.Copla= Composición poética breve, que por lo común sirve de letra en las canciones populares.

19.Égloga= Poema en que se describen escenas campestres.

20.Guaba= Årbol de la familia de las leguminosas que se utiliza para dar sombra a las plantaciones de café.

21.Guamá= Årbol de la familia de las leguminosas que se utiliza para dar sombra a las plantaciones de café.

22.Sahumado= Que le ha perfumado o aromatizado.

23.Gula= Apetito intenso de alguna cosa.






viernes, 1 de junio de 2018

¿SATIRA O CRITICA CARICATURESCA?







¿SATIRA O CRITICA CARICATURESCA?
(Fragmento del artículo de 1912 El Enemigo de las Mujeres

     Es cosa muy cómoda ésta de intentar poner en berlina una idea cualquiera disfigurándola y caricaturándola hasta darle tan grotesca apariencia que no sea posible mirarla sin una explosión de hilaridad.
     Ya se sabe que todo lo grotesco, lo bufo, lo chocarrero, predispone a la risa, a esa risa inconsciente y brutal que todos -cual más, cual menos- llevamos almacenada para dispararla con salvaje saña contra el jorobado que nos muestra su joroba lamentable, contra el tartamudo cuya lengua se trabuca al saludarnos, contra el anciano que se da un batacazo, contra todo lo que, -sin ninguna reflexión- hiere nuestro sentido de lo ridículo.
     Presentar en escena unas cuantas figuras desprovistas de todo viso de realidad; hacerlas decir y cometer a la vista del público mil necedades ridículas en nombre de tal o cual ideal; componer una trama absurda con unos cuantos episodios inverosímiles e imbéciles de toda imbecilidad: ¿se le puede llamar a eso alta comedia y ver en esa comedia una tesis?
     ¡Y como si el presentar unos cuantos tipos ridículos partidarios de una idea dijese nada en contra de la idea misma!
     Todas las artes liberales y mecánicas, todas las ciencias, todas las causas quedarían irremisiblemente vencidas y muertas ante una crítica así. ¿Quiero destruir el catolicismo? Pues presento tres o cuatro curas en escena diciendo obscenidades y bailándose un tango. ¿Quiero destruir de un golpe la ciencia médica? Pues con cuatro médicos que salgan a las tablas soltando cien barbaridades, ya gané la batalla. ¿Me estorba el socialismo? Pues vengan tres o cuatro socialistas que se pongan a fingir que se comen un recién nacido guisado en escena... ¡y fuera el socialismo!
     Con tan groseros y baratos recursos ¿quién no hace una sátira?





VOCABULARIO





  1.Comedia= Composición literaria que tiene por objeto frecuentemente corregir las costumbres satirizando los errores y vicios humanos.
  
 2.Crítica caricaturesca= Opiniones expuestas sobre cualquier asunto representándolo ridícula y grotescamente.
                 
  3.Poner en berlina= Poner en ridículo.
  
  4.Explosión= Manifestación violenta de ciertos afectos del ánimo.
  
  5.Hilaridad= Expresión del gozo y alegría. Risa.
  
  6.Bufo= Aplícase a lo cómico que raya en grotesco y burdo.

  7.Chocarrero= Que suele decir chistes groseros.
  
 8.Saña=- Enojo ciego, ferosidad, crueldad.

  9.Trabuca= Que pronuncia unas palabras, sílabas o letras por otras.

10.Batacazo= Golpe fuerte que se da uno cuando cae.

11.Artes liberales= Cualquiera de aquellas cosas que para hacerse requieren principalmente el ejercicio del entendimiento.

12.Artes mecánicas= Cualquiera de aquellas cosas que para hacerse requieren principalmente  el trabajo manual o el uso de máquina.

13.Baratos recursos= Dícese de los procedimientos o medios desdeñosos que se utilizan para conseguir algo.

14.Sátira= Escrito que censura acremente.





lunes, 21 de mayo de 2018

DINERO, DINERO, DINERO






DINERO, DINERO, DINERO
 (Fragmento del artículo de 1917 Dinero, Dinero, Dinero)

     No hay cabeza de puertorriqueño por impermeable que sea que se resista a dar por cierto, por incontrovertible el aserto de que no tenemos otro amparo en el mundo que el de la tierra. Si ésta va bien y produce, nosotros iremos bien en todos los aspectos de la vida civilizada. Si ésta va mal y no produce, nosotros caminaremos de mal en peor hasta convertirnos en una macabra colección de espectros.
     Y si esto es así, si el problema del cultivo del suelo reviste aquí tan enormes, tan extraordinarias proporciones ¿no es hora ya de que reaccionemos, no de palabra, sino de hecho, y que nos dejemos de andarnos con tiquis miquis políticos y zarandajas de orientaciones remotas en un sentido internacional, y por lo tanto, fuera de nuestros alcances, para caer de una vez, con todas nuestras fuerzas, del lado de la cuestión agrícola?
     A fuerza de preocuparnos exclusivamente de cosas baladíes de leguleyo y de zorzal político, mientras dejábamos en un completo olvido a la tierra que nos sustenta, ésta fue empobreciéndose, mientras nosotros fuimos multiplicándonos como niguas, y hemos llegado ya,... a un momento tan crítico, tan angustioso, de sobra de bocas y de falta de alimentos, que, o nos resignamos a emigrar en masa, o dejamos que continúe el mal, hasta que más que un pueblo seamos un tumor sanguinolento y nauseabundo en el inmenso cuerpo de la raza hispana.
     No hay manera de escapar al trágico dilema: o vamos emigrando, hoy unos pocos y mañana unos muchos para otro país o para el otro mundo, o hacemos el propósito firme de sacarle a la tierra, inteligentemente, todo cuanto ella puede producir.
     Pero, para esto, lo primero que necesitamos es salir ya de la gastada y ridícula noción aquí en boga, de que el agricultor puede, si quiere, cambiar cómodamente este cultivo por el otro, y en general hacer de su finca lo que más convenga al país, con sólo poner oído atento y obediente a las indicaciones que, de cuando en cuando, se digna hacerle algún experto. No, esto no es posible. El agricultor nuestro padece; ¿por qué ocultarlo?, de abulia y de ignorancia -(esto no es de extrañar; milagro es que todavía esté vivo)- y es indudable que podría haber hecho más de lo que ha hecho; pero no podemos menos que reconocer que, aunque cada uno de ellos, de nuestros agricultores, fuese el mejor de los ingenieros agrónomos, no tendría más remedio, metido en una finca de las nuestras,... que resignarse al paso lento y trabajoso de buey viejo de los que le precedieron.
     ¿Por qué? Porque una cosa es saber y otra cosa es poder. Nuestros agricultores, en su mayor parte, ni saben ni pueden, y aunque supieran, aunque cada uno de ellos fuese un Séneca, no podrían. Y tan malo, si no peor, es no poder que no saber.
     De modo, que el problema es doble: por un lado urge crear y organizar una clase agricultora consciente de sus necesidades y de sus posibilidades y apta para sacudirse de encima a los parásitos que hoy se la comen y cultivar intensamente para sacar el mayor rendimiento con el menor gasto; y por otro lado urge también llevar a las manos de esta clase la palanca de Arquímides, esto es, el dinero imprescindible para desenvolverse sin trabajo, de manera eficiente y decente.
     Olvidamos frecuentemente que no basta sembrar para cosechar. Entre siembra y cosecha están, gravitando como perenne amenaza sobre la cavilosa cabeza del infeliz agricultor la lluvia, la sequía, los insectos, las tormentas, las enfermedades, etc., etc., y encima de estos agentes naturales, el interés usurario del que le suministró dinero y provisiones para mal vivir hasta la cosecha.
     Es necesario, pues, empezar por abrir los ojos a la triste realidad de la oscura y azarosa aventura que significa el meterse en el campo a sembrar, para que empecemos por traer a Puerto Rico lo que ya no falta en ningún país civilizado,... esto es , crédito para el agricultor, dinero a largo y cómodos plazos y a un tipo mínimo de interés para los que sostienen sobre sus hombros la misión , trascendentalísima de arar el suelo y darnos de comer y de vestir y de vivir a todos.
     En un estado más avanzado, más inteligente, más humano, de evolución social, esta incisión trascendentalísima de sacarle a la tierra sus jugos para volverlos sangre de nuestras venas, no descansaría de ningún modo en las manos mercenarias de éste o del otro individuo, sino que sería función propia y exclusiva del Estado, que es la única entidad que puede garantizarle al pueblo pulcritud, equidad y eficiencia en el desempeño ininterrumpido de tan magna labor.
     Pero, mientras la constante evolución de las ideas y las prácticas sociales no nos lleven a tal grado de inteligente organización social, no nos queda otra cosa que hacer que aceitar constantemente la máquina humana individual encargada de la función agrícola con aceite suficiente para que pueda dar de sí todo lo que esperamos de ella. Este aceite es, desde luego, el dinero. Como el dinero es el símbolo gráfico que hemos inventado nosotros los hombres para representar todo lo que es objeto de intercambio en las relaciones humanas, y como todo, o casi todo, es objeto de intercambio entre los hombres, dicho se está que el dinero es la sangre, la vida, el aire, la luz, el espacio, todo cuanto sirve de alimento y de recreo y esplendor a la familia humana.





VOCABULARIO





  1.Impermeable= Impenetrable, cerrada, inaccesible.

  2.Aserto= Proposición en  que se afirma o da por cierto algo.
 
  3.Amparo= Protección, abrigo, resguardo o defensa.
 
  4.Macabra= Sombría, tétrica, sórdida.
 
  5.Espectros= Figuras de horrible apariencia.

  6.Tiquis miquis=Tiquismiquis= Melindres, reparos, escrúpulos vanos.

  7.Zarandajas= Insignificancias, tonterías, pamplinas.

  8.Orientaciones remotas= Guías, directrices o indicaciones foráneas.

  9.Baladíes= Insignificantes, intrascendentes, triviales.

10.Leguleyo= Refiérese a aquellos individuos que tratan asuntos de leyes sin conocerlas bien.

11.Zorzal político= Hombre astuto y sagaz.

12.Niguas= Parásitos parecidos a la pulga, de gran capacidad reproductiva.

13.Trágico= Terrible, infausto, aciago.

14.El otro mundo= El mundo de los muertos.

15.Gastada= Que ha perdido validez por el uso frecuente.

15.En boga= En moda, uso o actualidad.

16.Abulia= Apatía, desgano, desidia, desinterés. 

17.Gravitando= Abrumando, agobiando, apesadumbrando.

18.Cavilosa= Preocupada, pensativa, meditabunda.

19.Interés usurario= Dícese del interés excesivo en un préstamo.

20.Oscura= Difícil, incierta, insegura.

21.Azarosa= Arriesgada, fortuita, aventurada.

22.Trascendentalísima= Esencial, fundamental, primordial.

23.Incisión= Refiérese al corte o hendidura que se le hace a la tierra al ararla.

24.Mercenarias= Que trabajan exclusivamente por dinero.

25.Pulcritud= Cuidado, esmero, dedicación.


26.Equidad= Rectitud, honradez, honestidad.